Cristina chicaneó a Cerruti y le regaló un libro a Alberto Fernández sobre la desastroza gestión económica de Alfonsín

POLITICA 03 de abril de 2022 Por RS
LA VICEPRESIDENTA Y SERGIO MASSA ENCABEZARON UN ACTO EN EL CONGRESO DE LA NACIÓN EN HONOR A LOS VETERANOS DE MALVINAS
cfkli
CRISTINA KIRCHNER

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que en "la defensa de los intereses de la patria no hay una cuestión de ideología" y llamó a diferenciar "las disputas políticas de lo que es irrenunciable" para el país como el reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas, al encabezar en el Congreso un homenaje a los trabajadores legislativos que hace 40 años combatieron en la Guerra con Gran Bretaña.

"En la defensa de los intereses de la Patria no hay izquierda ni derecha. A la Patria se la defiende por todos lados, por izquierda, por derecha y por el centro. Tenemos que diferenciar las disputas políticas de aquello que es irrenunciable", señaló la Cristina Fernández al hablar en este homenaje que encabezó junto al presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa.

La vicepresidenta afirmó además que en cuestiones de geopolítica "no hay ni buenos ni malos, eso es para Netflix", y que todo se reduce a una cuestión de intereses, y en ese sentido se refirió a las políticas que aplican países como Estados Unidos.

"Antes de la Guerra, los militares pensaban que los ingleses no iban a venir a Malvinas porque algunos en Estados Unidos habían dicho que (el general Leopoldo Fortunato) Galtieri era un general majestuoso. Creían que se habían puesto del lado de los buenos y no les iba a pasar nada. No hay buenos ni malos. El mundo es una cuestión de intereses", remarcó la exmandataria.

Cristina Fernández afirmó además que la Guerra de Malvinas "puso fin al Partido Militar que había actuado en Argentina desde 1930, y aclaró que "como peronista, no puede tener un sentimiento contra" la actividad castrense.

"Ustedes (les dijo a los exsoldados presentes en el homenaje) fueron junto a las Madres de Plaza de Mayo los que parieron la democracia. Y fue Malvinas la que terminó siendo el punto final a la historia del partido militar en Argentina", sostuvo.

A lo largo de su alocución, la expresidenta recordó cómo era la vida en Río Gallegos durante la guerra y los simulacros de bombardeos que realizaba la población civil para prevenirse ante un posible ataque británico.

También contó que el 14 de junio de 1982, cuando la guarnición argentina se rindió en las islas, ella se encontraba en Buenos Aires y fue testigo de la represión que se desató contra las personas que se habían congregado en la Plaza de Mayo durante esa tarde noche.

"Quienes hicieron la Guerra de Malvinas fueron los mismos que secuestraron e hicieron desaparecer a miles de argentinos porque tenían ideas marxistas. Y cuando Estados Unidos les dio la espalda terminaron en una conferencia de Países no Alineados en La Habana y con Fidel Castro. Qué manera de correr para llegar a ningún lado", subrayó.

La vicepresidenta chicaneó a la vocera presidencial, Gabriela Cerruti y le mandó un picante mensaje subliminal al presidente.

"Hoy le mandé el libro (por Diario de una Temporada en el Quinto Piso, de Juan Carlos Torre) de regalo al Presidente (en referencia, esta vez, a Alberto Fernández) para que después no la vocera no digan que soy mala y no le hice un regalo de cumpleaños”.

Según lo que publicó el periodista y amigo de Alberto Fernández, Román Lejtman en Infobae, el regalo de Cristina le cayó muy mal al presidente.

"Se trata de un profundo racconto de la gestión de Raúl Alfonsín y las sucesivas caídas de Bernardo Grinspun y Juan Vital Sourrouille como ministros de Economía entre 1983 y 1989. El jefe de Estado consideró que el obsequio significa una crítica implícita a su gobierno y otra vez se profundizaron las diferencias entre Alberto Fernández y CFK"-

El jefe de Estado enardeció cuando se enteró de la estocada discursiva de CFK. “Ya la escuché hablar de ese libro. Me lo comentó. Ella compara la época de Alfonsín con lo que hicimos nosotros con el FMI. Esa comparación, me parece un disparate”, respondió a una consulta puntual de un secretario que lo conoce desde 1985.

Te puede interesar