Abordo de un avión de la aerolínea Copa y antes del despegue, Lanata confirmó además que los que lo retuvieron eran del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), algunos de los cuales estaban "armado". "Es muy difícil discutir con gente que recibe órdenes y no discuten nada. Los tipos de inteligencia son autómatas", aseguró y contó una situación peculiar: "Mientras los del SEBIN nos interrogaban duro, la gente de la policía nos pedía disculpas. Son dos países distintos, enfrentados por un hecho puntual".

Según relató apenas llegaron a Caracas "nos sacan del mostrador de Migraciones, nos incomunican, nos sacan los teléfonos y nos separan a todos. Nos hicieron un interrogatorio muy duro. Teníamos ocho efectivos con armas alrededor".

Lanata había viajado a Venezuela con el propósito de cubrir la votación de la Asamblea Nacional Constituyente del próximo domingo. Desde la embajada argentina en Caracas explicaron que Lanata "no tenía la visa correspondiente para hacer el trabajo periodístico que iba a hacer, por eso las autoridades decidieron no dejarlo entrar".

Fuente Minuto Uno