TRAGEDIA DEL SUBMARINO: LOS FAMILIARES INDIGNADOS CONTRA EL GOBIERNO

ACTUALIDAD 23 de noviembre de 2017 Por RS
"SON UNOS DESGRACIADOS, PERVERSOS QUE MANIPULARON A LAS FAMILIAS" DIJO ITATÍ LEGUIZAMÓN, ESPOSA DE UNA DE LAS VÍCTIMAS
familiares
EL DOLOR DE LOS FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS

   

 La Armada argentina anunció este jueves que el día que desapareció el submarino argentino en el océano Atlántico se registró una explosión en el mar. Esto fue hace ocho días y, a pesar de que oficialmente no se han dado por muertos a los 44 tripulantes, el ánimo de los familiares se derrumbó tras conocer la noticia. “No dijeron que están muertos, pero es una suposición lógica, desde el miércoles están ahí. Y están a 3.000 metros”, lamentaba Itatí Leguizamón, esposa de uno de los desaparecidos. “No van a volver nunca más”, sentenciaba otra familiar Jessica Gopar, esposa del cabo principal Fernando Gabriel Santilli.

La tristeza se mezcla con la indignación y la sensación de engaño entre los familiares, algunos de los cuales estallaron de rabia tras la notificación de la Armada. “La gente se puso agresiva”, relató Leguizamón, esposa del operador de radar Germán Oscar Suárez, en declaraciones a la prensa en la base naval de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, a donde debería haber llegado el buque el pasado lunes y donde permanecen desde el fin de semana los familiares de los submarinistas del ARA San Juan.

Para Leguizamón, abogada de profesión, la Armada ya conocía de antes la explosión ocurrida en la zona donde fue localizado por última vez. “No dieron ninguna explicación, según ellos lo saben ahora, pero ¿cómo lo van a saber ahora?”, señaló Leguizamón, antes de considerar que las autoridades que se comunicaron con ellos estos días son unos “desgraciados, perversos” que “manipularon” a las familias.


Macri había hablado con los familiares un día antes y después se fue a jugar al tenis.



Te puede interesar