Cristina Kirchner:"Los actos de odio y de violencia siempre son precedidos por palabras"

POLITICA 15 de septiembre de 2022 Por rs
LA VICEPRESSIDENTA REAPARECIÓ LUEGO DEL INTENTO DE MAGNICIDIO
c
CRISTINA KIRCHNER

Cristina Kirchner habló por primera vez del atentado que sufrió el 1° de septiembre y sostuvo que está viva "por Dios y por la virgen". Las declaraciones de la vicepresidenta se dieron en el marco de una reunión que mantuvo con miembros de distintos espacios religiosos, que se realizó este jueves en el Congreso de la Nación.

"Yo quería que mi primera actividad pública fuera con ustedes. Yo siento que estoy viva por Dios y por la virgen. Así que me pareció que si tenía que agradecer a Dios y a la Virgen sentía que lo tenía que hacer con ustedes", fueron las primeras palabras que le dijo la expresidenta, visiblemente emocionada, a los presentes.

Además contó que al día siguiente del atentado recibió el llamado del papa Francisco quien le dijo que los actos de odio siempre son precedidos por palabras violentes. "Primero es lo verbal y después este clima va creciendo y finalmente se producen estas cosas", expresó Cristina.

De todas maneras, la vicepresidenta dijo que no quería utilizar ese encuentro para hablar del atentado sino de la situación social y económica que atraviesa el país.

La vicepresidenta sostuvo que los tres primeros gobiernos kirchneristas lograron "ordenar" a la Argentina. "Fue el orden de que la familia coma toda junta. Que los pibes vayan al colegio a estudiar, y no a comer. Que los obreros tengan trabajo en las fábricas", expresó.

Luego subrayó que "las balas y los palos" no llevan al orden. "Todas las experiencias de violencia finalmente fracasaron dejando tragedias, secuelas y heridas que la sociedad aún tiene", indicó.

"Ustedes saben que el Papa Francisco me llamó bien tempranito al otro día de ese jueves, el viernes tempranito me llamó. Estuvimos hablando por teléfono y me digo algo así como que los actos de odio, los actos de odio y de violencia siempre son precedidos por palabras y por verbos de odio y de violencia. Primero es lo verbal ¿no? la agresión y después ese clima va creciendo, creciendo y creciendo y finalmente se produce bueno...", recordó.

En esa línea, reflexionó: "Pero yo no quiero hablar de eso, de ese día. No, no. Yo quiero hablar de mi país, de nuestro pueblo, de lo que ustedes ven y viven junto al pueblo en los barrios".

"Lo decía Ignacio, desde la inflación, de los precios, de la necesidad de la gente de lo que decía recién la hermana, que la gente comía y comían en familia además porque la gente no tenía que ir… Al colegio se iba a estudiar y además te daban una computadora. Y además te daban una computadora. Y la gente volvió a comer en las casas porque es lo que la familia quiere, sentarse al mediodía o a la noche, o a la noche si es que los padres trabajan y están afuera, comer en familia", replicó.

Asimismo, manifestó: "Yo digo siempre que ese es el orden porque a mí me gusta también vivir en orden. A todos nos gusta el orden ¿no? Pero para mí el orden que nosotros dimos en nuestro gobierno fue ese: el orden que la familia coma toda junta, que los pibes vayan al colegio a estudiar, no a comer, que los obreros tengan su trabajo en la fábrica, el vendedor en su comercio, el comerciante".

"El orden de que cada uno esté haciendo lo que sabe y lo que tiene que hacer, ese es el orden. Por lo menos para mí ese es el orden. El orden de la pala, del palo y bala no me parece orden. Aparte son órdenes que duran poco tiempo. Todos hemos tenido experiencias en la historia, yo soy militante de muy joven y tengo muchos años ya y todo lo que fueron experiencias de violencia y de querer imponer cosas con las violencias más extremas, más tremendas, finalmente fracasaron. Y no solamente fracasaron sino que dejaron tragedias, secuelas, heridas que la sociedad todavía aún tiene", se explayó.

En varias partes de su exposición, la vicepresidenta insistió en la necesidad de recuperar el diálogo para reconstuir la economía “como hacía Cristo”, ejemplificó y bromeó: “Me volví un poco mística, un poco de razones me asisten”. Al cierre, parafraseó al papa Francisco y concluyó: “Por favor recen por mí porque lo necesito”.

Te puede interesar