Oscar Martínez harto del país se radicó en España:"En Argentina hay mucha crispación y confrontación"

ACTUALIDAD 21 de marzo de 2022 Por RS
EL ACTOR ESTRENÓ SU NUEVA PELÍCULA "COMPETENCIA OFICIAL" CON ANTONIO BANDERAS Y PENÉLOPE CRUZ
oscarm
OSCAR MARTÍNEZ

En una nota para Infobae, Oscar Martínez habló sobre el estreno de su nueva película, "Competencia Oficial", que protagoniza junto a Penélope Cruz y Antonio Banderas.

El actor contó que tiene la doble ciudadanía y que está radicado en España.En una nota desde ese país crítico a la Argentina.

 "Estuve un mes y pico en noviembre en Argentina y hacía 14 meses que me había ido. Porque cuando terminó el rodaje de la película nos quedamos aquí. Con la pandemia y los cierres de fronteras se fue tomando la decisión de afincarnos, que estaba dando vueltas en nuestras cabezas pero que no estaba prevista para ese momento".

"Todo el mundo me advertía qué era lo que estaba pasando y qué era lo que yo iba a encontrar, y a todo el mundo yo le decía que estaba informado y no me iba a sorprender. La verdad es que me sorprendió y me entristeció mucho. Vi la profundización de una crisis muy grande, mucha pobreza, vi deterioro en cualquier ámbito. Mucha inseguridad. Mucha crispación, mucha confrontación salvaje que no nos sirve. Vi lo que ustedes ven todos los días y me dolió muchísimo", manifestó el actor.

"Volví a España porque en principio tengo proyectos de trabajo y estoy radicado aquí. Tengo el honor de que me hayan concedido la nacionalidad honorífica, o sea que tengo la doble nacionalidad. Del mismo modo que hicieron con Ricardo Darín, Juan José Campanella, Daniel Rabinovich y Marcos Mundstock de Les Luthiers; es decir, no por sangre, porque si bien tengo tres partes de sangre española y una italiana, nunca la tramité de ese modo. Como venía con visa laboral, no me interesaba tener la ciudadanía. Después de la pandemia eso se complicó bastante porque como cualquier país protegen a los nacionales y es importante tener papeles para poder trabajar, y la nacionalidad española me permite estar aquí con o sin trabajo. Iremos por supuesto a Buenos Aires de tanto en tanto, pero hace seis años que vengo aquí a trabajar todos los años y en algún momento pensamos con Marina que estaría bueno invertir los tantos y en vez de estar ocho meses en Buenos Aires y cuatro acá, probar de hacer al revés. Siempre en la medida en que uno pudiera realmente hacer pie aquí. Bueno, estamos en eso".

"Hubo momentos de mucha crispación, de mucha confrontación y ya es una cultura que se instaló, parece que es así. Y eso junto con la inflación, los índices de pobreza que no dejan de subir, a uno obviamente le duele y lo padece más allá de ser un privilegiado. Uno no puede mirar para otro lado ni puede ser feliz y disfrutar cuando sabe que hay un 50% de gente viviendo mal en un país que tenía un dígito de índice de pobreza. Una escuela pública de excelencia, una salud pública de excelencia, movilidad social ascendente. Y yo todo eso lo viví, no fue hace 200 años. Pero hace ya décadas que venimos escorados y de alguna manera ese sueño de país se malogró".

"La esperanza es lo último que se pierde y ojalá se recupere antes. Fácil no va a ser. Tengo la esperanza además de que se pueda salir de esta confrontación permanente, lo cual no quiere decir no debatir, sino respetar lo que el otro piensa. Hemos vivido momentos en donde se podía confrontar sin llegar a los extremos a los que estamos siendo acostumbrados en los últimos tiempos. Sería bueno poder recuperar eso para poder debatir y poder ver si se puede lograr una síntesis superadora", expresó Martínez.

Te puede interesar