Jonatan Viale volvió a la radio tras recuperarse del coronavirus:"Soñe un abrazo con mi viejo y nunca más tuve fiebre"

ACTUALIDAD 07 de junio de 2021 Por rs
EL PERIODISTA REVELÓ QUE TUVO ATAQUES DE PÁNICO Y ALUCINACIONES
jonatanllorando
JONATAN VIALE

Jonatan Viale volvió a la radio tras recuperarse de coranavirus y contó que soño con su padre, Mauro Viale, reciente fallecido.

“Yo tuve mucho miedo, me pegué un cagazo de novela”, manifestó Jonatan, en referencia al temor que sentía debido a la su padre, Mauro Viale, que murió de covid-19.

“Volví al psicoanálisis con José Abadi. Una de las conclusiones más obvias es cuánto internalicé a mi viejo. Tuve cinco noches con 39 grados de fiebre, el oxímetro de mierda que me hacía recordar a mi viejo”,  y reveló que  también sufrió ataques de pánico: “Es un espanto, empezás a temblar. Estaba en la cama y no podés controlar el cuerpo”.

"Primero se enfermó la niñera y después los chicos: Rafi y Romeo. Estuvieron muy bien, Rafi tuvo un poco de fiebre y no se podía dormir. Romeo estuvo perfecto, no se enteró que tuvo covid. Inmediatamente se contagió Mica, nos hacíamos PCR día por medio... Se contagió Mica y, al día siguiente me contagié yo. Fue todo secuencial. Mica estuvo bien, es una leona, se bancó todo, es para hacerle un monumento. Nunca vi una mujer con tanto amor, tanto cariño, sosteniendo”, expresó en su programa en  Radio Rivadavia 

Jonatan viale confesó que su mayor temor era que le pusieron oxígeno:"Me arruinaba por mi viejo. El último audio de WhatsApp de mi viejo era con el ruido del oxígeno. Si me ponían el oxígeno no sabemos que iba a pasar, por ahí me agarraba un ataque de pánico muy fuerte y me tenían que sedar. Fueron 5 noches con 39 de fiebre, subió la inflamación pulmonar, de 3 a 12, o sea se hinchó el pulmón, por la reacción que hace el cuerpo al coronavirus”.

El sueño con su padre fallecido el pasado 11 de abril:

"Me fui a la Suizo preventivamente por el cagazo que tenía y después se fue complicando ya dentro de la Suizo. No lo conté porque no quería... Ese viernes, fue increíble lo que pasó, me dormí una siesta con 38 de fiebre, nunca bajaba la maldita fiebre. Eran las 3 de la tarde, no tenés ganas de otra cosa, me dormí y soñé una cosa muy impresionante. Ya saben que soy racional, cero metafísico, si creo en Dios, pero me gusta todo lo que se puede ver y tocar. Soñé un abrazo muy fuerte, muy real de mi vieja, mi viejo, mi hermana y yo. Los cuatro abrazados. Me levanté todo transpirado y nunca más tuve fiebre. Nunca más tuve fiebre hasta el día de hoy”.

Te puede interesar