CARRIÓ: LA INTERNACIÓN SECRETA

TELEVISION 05 de diciembre Por
EN EL PROGRAMA DE PAMELA DAVID HABLARON SOBRE EL DELICADO ESTADO DE SALUD DE ELISA CARRIÓ
CARRIO GALA2
CARRIO EN UNA CENA DE GALA AUTOHOMENAJE EL 29 DE NOVIEMBRE

    El año pasado le colocaron dos stents. Se estaba realizando unos estudios en el Hospital Austral cuando le descubrieron una severa lesión en la arteria circunfleja. Decidieron operarla de inmediato.

Por ese antecedente coronario, Carrió volvió al mismo hospital el pasado 21 de noviembre. Lo hizo de incógnito, sin que se filtrara a la prensa. Se sometió a varios chequeos y recién le dieron el alta en la tarde del día siguiente.

¿Qué pasó? Venía de participar de una entrevista con Nicolás Wiñazki y Luciana Geuna. Había llegado a TN descompensada. Antes de salir al aire tuvo que enchufar el nebulizador que lleva consigo a todos lados.

Hay otras cosas que la líder de la Coalición Cívica no escucha. Por ejemplo, que debe cuidarse de los dulces por su diabetes galopante. La reprenden sus custodios, a quienes invita a compartir comidas, del mismo modo que ya lo hacía con el personal doméstico.

Los guardaespaldas también son los que le llevan botellitas de agua a todos lados. Ya no como parte de la dieta sino porque teme ser envenenada. "Tuve tres veces baja de potasio a 1,5. Eso significa un infarto", plantó la semilla de la sospecha en el programa de Alejandro Fantino.

Es conspirativa. Los peligros los ve a su alrededor pero nunca en su propia conducta. No admite que los Marlboro la pueden. Son su talón de Aquiles. Se enoja si se lo advierten.

En la campaña, en medio de sus recaídas, solía especular con que no llegaría a octubre. Estaba extenuada.

Varios testigos la vieron empalidecer y revolear los ojos anticipando un desvanecimiento.

"¡¡¡Dame el puff, dame el puff !!!", gritaba desesperada ante cada recaída, como si el inhalador fuera un salvavidas en medio del naufragio.

A los 60 años su cuerpo muestra signos de debilidad. Se siente sobrepasada. Pero no escucha a nadie. Ni siquiera a aquellos que le advierten que se corra de escena, que dosifique su exposición mediática.

Ayer mismo, escudada en sus problemas de salud, pegó el faltazo al brindis que Macri realizó con los legisladores oficialistas.

Estaba particularmente enojada con el pacto sellado entre Daniel Angelici y Enrique "Coti" Nosiglia en la UCR porteña.

"Necesito aire" es su nuevo latiguillo.

"¡Necesito aire, armen una fila!", les suplica.

Y sus fans se ponen en hilera para no acosarla.

Ella los espera sentada, protagonizando un peregrino besamanos.

Se olvida así por un rato de sus problemas de salud y de fantasear con su propia muerte.

Fuente:Infobae

Durante el programa de Pamela David hablaron sobre su delicado estado de salud:



Te puede interesar