CECILIA ROSSETTO LEYÓ LA CARTA DE LULA

POLITICA 12 de abril de 2018 Por
LA ACTRIZ Y CANTANTE JUNTO A DISTINTAS ORGANIZACIONES SE MANIFESTARON POR LA LIBERTAD DEL EX-PRESIDENTE LULA FRENTE A LA EMBAJADA DE BRASIL
Ver galería ROSSETTO
1 / 2 - CECILIA ROSSETTO

En el marco de las resoluciones adoptadas por el Comité de Solidaridad con Lula, la CTA de los trabajadores, la CTA Autónoma, el Sindicato de Camioneros por la CGT y otras organizaciones marcharon desde Cerrito y Avenida Santa Fe hasta la sede diplomática donde, en un emotivo homenaje, se compartió un audio del primer presidente obrero latinoamericano en el que expresa su férrea convicción de no claudicar en la lucha.


En representación de la Asociación Argentina de Actores, la actriz y cantante Cecilia Rossetto hizo una conmovedora lectura de la carta del ex-presidente de Brasil, Lula Da Silva.

La carta completa:

Mis amigos, mis amigas: He pensado mucho sobre el camino que nuestras vidas han tomado. El futuro, al fin y al cabo, no parece ser un lugar tan lejano, ¿no es así?

No es que nuestra vida haya sido fácil… Lejos de eso.

Sentimos en la piel lo que pasa un pueblo olvidado, pero sabemos que ninguna carga es tan pesada que no se pueda llevar.

Quien sobrevive después de pasar por tanta dificultad aprende, desde temprano, que el honor es nuestro bien más valioso.

A lo largo del camino, conocí a mucha gente que sólo necesitaba una oportunidad para caminar con sus propias piernas y construir con dignidad la propia vida.

Fue esa idea de un Brasil más justo, que llenó nuestros mejores y más generosos sueños.

Un país sin hambre, con escuela, casa y empleo para todos.

Miro hacia atrás y veo que podríamos haber hecho más.
Siempre es posible hacer más.
Pero las oportunidades que creamos en un país tan desigual e injusto parecen aún mayores en los días difíciles de hoy.

Yo ya fui preso una vez, mi vida fue saqueada, mi familia fue perseguida y perdí a mi eterna compañera… No tengo miedo de lo que está por venir.

Mientras me quede al menos un minuto de vida, ese minuto va a ser para luchar por la dignidad de nuestro pueblo. Y defender nuestro honor.

El honor del niño que cruzó el país para vencer el hambre y se convirtió en lustrabotas.

Del adolescente que se convirtió en un joven obrero. Del hombre que se hizo padre y luchó con todas las fuerzas para representar al pueblo brasileño.

En las tardes de incertidumbre de mi juventud nunca imaginé que fuera posible. Pero lo fue. Me convertí en el presidente del pueblo brasileño.

Quien me condenó sin pruebas sabe que soy inocente y que gobierne con honestidad.

Los que nos persiguen pueden hacer lo que quieran conmigo, pero jamás podrán aprisionar nuestros sueños.

Un gran beso, con mucho cariño, del compañero Lula.

La conmovedora lectura de Cecilia Rossetto: